Vera | El PSOE considera “patético” que el Ayuntamiento achaque a “vicios ocultos” la tardanza en arreglar la piscina municipal

Martín Gerez, portavoz socialista en Vera.

El portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Vera, Martín Gerez, ha tachado de “patético” que el equipo de Gobierno local haya achacado a “vicios ocultos” la tardanza en finalizar las obras de la piscina municipal, que acumula ya 19 meses de cierre.

“El equipo de gobierno municipal del PP intenta encontrar justificaciones a todas sus carencias y errores culpando a los demás, aunque sin embargo no dicen lo mismo de los más de 10 millones de euros en saldos bancarios de Remanentes que se encontraron al inicio del actual mandato”, ha considerado Gerez.

Gerez ha recordado el “larguísimo cierre” que acumula ya la piscina municipal ‘Mariana Pineda’, “primero por el covid y luego por las obras de reforma que el PP anunció a bombo y platillo en junio del año pasado, con la promesa de tenerlas acabadas al final de aquel mismo verano”. Pese a este anuncio, las obras no fueron licitadas y contratadas hasta enero de este año y se adjudicaron “con un plazo de ejecución máximo de dos meses, que correspondía al lote más lento de llevar a cabo”.

De este modo, las obras debían haberse terminado entre marzo y abril, por lo que Martín Gerez considera que “venir ahora a justificar todo el retraso acumulado por la aparición de ‘vicios ocultos’ y además achacarlo a la falta de mantenimiento durante ‘muchos años’, como dice el comunicado municipal, resulta como mínimo patético y por supuesto es inadmisible”.

El portavoz del PSOE ha criticado también que “al PP se le haya olvidado decir que una parte importante de esos problemas aparecidos son por una falta de mantenimiento reciente, a causa de la humedad generada durante el año en que las instalaciones permanecieron cerradas hasta que, de forma tardía, iniciaron las obras”. Sobre el mantenimiento anterior, el PSOE recuerda que también le es achacable al PP “el periodo previo que va desde que llegaron al poder hasta que cerraron la piscina, así como el periodo 2011-2015, en el que el PP también gobernó el Ayuntamiento de Vera”. Por tanto, “ellos son responsable de seis años de la historia de la piscina, unos años en los que el PP pudo hacer sobradamente esas obras de mantenimiento que ahora ponen como excusa para justificar unos retrasos injustificables”.

Gerez ha señalado que “lo cierto es que esta instalación deportiva ha sido gestionada mediante varias concesiones de servicio y no siempre éstas cubrieron las expectativas, evidentemente también en bajo el mandato del PP”, aunque “de cualquier manera, hay que seguir siendo exigentes con las empresas contratadas para llevar a cabo la obra y esperar que pronto sean una realidad, en lugar de buscar ridículas excusas para justificar su falta de gestión”. “Los usuarios de la piscina y los empleados, que están sin poder trabajar desde marzo de 2020, no pueden seguir esperando”, ha advertido.