Junta | Nuevas sentencias desmontan los ‘enchufes exprés’ de Moreno Bonilla

Elías Bendodo y Moreno Bonilla en un acto del PP.

El BOJA publica más fallos contra la decisión de la Junta de contratar en 24 horas y según orden de llegada de los correos electrónicos a funcionarios interinos para puestos que nada tienen que ver con el Covid pese a ser la excusa de las contrataciones

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) del pasado lunes 19 de abril era contundente. Hasta tres sentencias venían a desmontar los contratos exprés, o “enchufes exprés”, según son considerados por la oposición y los sindicatos, puestos en marcha por el Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla a través de la Consejería de Presidencia dirigida por Elías Bendodo.

No son las primeras ni serán, más que previsiblemente, las últimas. El pasado mes de febrero ya se hacía lo propio con la anulación de una convocatoria dirigida a cubrir 62 plazas de ingeniero técnico agrícola “en el marco de la emergencia de salud pública”.

Nada menos que 4.500 contrataciones con la excusa del Covid que ha servido para colocar a personas en solo 24 horas por orden de llegada de los correos electrónicos y en puestos que poco o nada tienen que ver con la pandemia. A ellos se refieren los primeros fallos judiciales.

Así, el BOJA referido alude a uno de 11 de febrero, dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 11 de Sevilla, por el que se anula la convocatoria para la selección de personal funcionario interino en el Cuerpo de Técnicos de Grado Medio, Opción Pesca. En él se condena a la Junta «a estar y pasar por esta circunstancia con las consecuencias legales inherentes; con el pago de costas, con un límite máximo de 600 euros por todos los conceptos».

Otro del 8 de abril, dictado por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo 8 de Sevilla, también anula otra convocatoria para la selección de personal funcionario interino en el Cuerpo Superior Facultativo, Opción Veterinaria “por vulnerar los derechos fundamentales reconocidos y garantizados en los artículos 14 y 23.2 de la Constitución Española».

«Creemos que es un escándalo, lo dijimos el primer día y la Justicia nos da la razón, y nos la va seguir dando. Y el presidente de la Junta todavía no ha pedido perdón a los andaluces y a los miles de opositores que se dejan su tiempo y su dinero intentando conseguir una plaza en la Junta por oposición», asegura Sánchez Haro

Una tercera sentencia, esta del 23 de marzo, dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 12 de Sevilla, anula igualmente la convocatoria para la selección de personal funcionario interino en el Cuerpo Superior Facultativo, Opción Conservadores del Patrimonio “por infracción del derecho fundamental al acceso en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos reconocido en el artículo 23.2 de la Constitución española y en condiciones de igualdad, del artículo 14 de la misma norma. Sin costas».

Es el principio de lo que puede ser dilatado y complejo ya que la intención de la oposición, reiterada hoy mismo por el portavoz adjunto del Grupo Socialista en el Parlamento de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, es llevar a cabo «todas las iniciativas políticas, administrativas y judiciales que sean necesarias, para que el gobierno de Moreno Bonilla asuma su responsabilidad y este gran fraude no quede impune».

Rodrigo Sánchez Haro, portavoz adjunto del Grupo Socialista en el Parlamento andaluz.

«Creemos que es un escándalo, lo dijimos el primer día y la Justicia nos da la razón, y nos la va seguir dando. Y el presidente de la Junta todavía no ha pedido perdón a los andaluces y a los miles de opositores que se dejan su tiempo y su dinero intentando conseguir una plaza en la Junta por oposición, de manera legal y por sus propios méritos. En ningún gobierno democrático semejante barbaridad y quebranto de la ley quedaría impune».

El diputado socialista ha recordado que «entre los 4.500 contratados hay afiliados del PP, familiares y amigos que se han colado en la Junta de un día para otro, por la puerta de atrás, sin que hiciera falta ni currículum, con la excusa de la pandemia, mientras Andalucía nos acercamos un millón de parados y hay 150.000 trabajadores en ERTE».

Sánchez Haro ha lamentado que no sean contratos «de sanitarios ni de profesores, porque Moreno Bonilla no ha ampliado ni la plantilla de los hospitales, ni de los centros de salud, ni de los colegios, en plena pandemia. Ha dedicado fondos destinados a luchar contra el Covid para contratar de manera ilegal a archiveros, conservadores de patrimonio, arquitectos, ingenieros agrónomos, ingenieros de minas, veterinarios, técnicos especialistas en pesca, informáticos e ingenieros industriales, y así hasta 4.500 plazas que nada tienen que ver con la pandemia. Sencillamente vergonzoso».