Junta | “Los mismos que hablaban de facturas en los cajones ahora tienen 1.300 millones sin pagar en los suyos”

Susana Díaz durante su comparecencia.

Susana Díaz pide de forma “inmediata” que se “obligue a los consejeros rebeldes de la derecha andaluza que no quieren aprobar el Informe de la Cámara de Cuentas a que cumplan con su obligación de que ese informe vea la luz” y no descarta ir a los tribunales en caso contrario

Nada menos que 1.236 millones ha dejado de pagar el presidente Juan Manuel Moreno Bonilla en 2019 en facturas que carecían de “respaldo presupuestario”, según el primer informe de la Cámara de Cuentas adscrito a su gestión. Un hecho que, como era previsible, ha desatado inmediatas reacciones políticas. Sin duda, la más nítida y contundente ha venido de la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz.

“Los mismos que hablaban de facturas en el cajón y que presumían de superávit, ha asegurado, resulta que ahora tienen 1.300 millones de euros en sus cajones”.

El gobierno de Moreno Bonilla, a juicio de la líder socialista, “bloquea” el informe de la Cámara de Cuentas para que “no se conozca” la mala gestión que están llevando a cabo.

Por eso, ha pedido que de forma “inmediata” se “obligue a los consejeros rebeldes de la derecha andaluza que no quieren aprobar ese informe que vayan a cumplir con su obligación de que ese informe vea la luz”.

Además, Susana Díaz no ha descartado “acudir a los tribunales” si no lo hacen, porque “Moreno Bonilla no quiere que se sepa que tienen casi 900 millones de euros en sanidad que no se han gastado” y “manipulan las instituciones para que no se conozcan sus trampas”. “Han mentido, faltado a la verdad, a la transparencia y bloquean la Cámara de Cuentas para que su mala gestión no se vea”, ha lamentado.

Para la ex presidenta andaluza, las facturas no es lo único que el jefe del Ejecutivo autonómico ha dejado en el cajón. Así, en su opinión, también “metió en un cajón la promesa electoral de crear 600.000 trabajos y está dejando caer industrias de primer nivel con miles de empleo como Abengoa, Air-bus, Heineken, Aernnova o Coca-Cola”.

“Parece que al gobierno andaluz no le han gustado las encuestas del 28F porque no le gustan lo que marcan que es la existencia de solo dos alternativas: o gobierna el PSOE o entra Vox en el gobierno ”

Por eso, ha insistido a Moreno Bonilla que convoque ya la mesa sobre la industria andaluza “porque hay que estar trabajando ya para reconstruir nuestro tejido industrial tras la pandemia, Andalucía ya estaba en un proceso de destrucción de empleo antes de la llegada de esta crisis sanitaria”.

Además, se ha referido a la “debilidad” del gobierno de Moreno Bonilla, que “está en manos de un partido que no cree en Andalucía ni en su autonomía”. “El mismo día de la entrega de medallas de Andalucía teníamos a la ultraderecha manifestándose en contra de las mujeres” ha lamentado. “

Los y las socialistas, desde el sentido común, entendemos que no podemos salir a la calle el 8 de marzo porque lo primero es la seguridad de la gente, pero hay otras formas de manifestarse y reivindicar esta fecha tan importante”.

“No hemos escuchado a Moreno Bonilla decir nada de las concentraciones en contra de nuestro Estatuto de autonomía organizadas por Vox el Día de Andalucía” ha recordado. 

También ha valorado la actitud del Gobierno de Moreno Bonilla sobre las encuestas. “Parece que al gobierno andaluz no le han gustado las del 28F, porque no le gustan lo que marcan, que es la existencia de solo dos alternativas: o gobierna el PSOE o entra Vox en el gobierno de nuestra comunidad” ha asegurado.

El hecho de que el gobierno andaluz haya querido “silenciar” esas encuestas es fruto de la “incomodidad” que les provoca esa realidad.