El Gobierno Central demolerá El Algarrobico «con toda la celeridad» cuando la Junta se haga con los terrenos

Una activista de Greenpeace protesta delante del hotel (foto Greenpeace)

Desde Transición Ecológica remarcan que no «escatimarán esfuerzos en contribuir, en ejercicio de sus competencias», a conseguir la «restauración integral del litoral de Carboneras que ya soporta desde hace demasiado tiempo el impacto de una edificación que nunca debió existir»

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) estará «en disposición» de abordar la demolición del hotel de Azata en el paraje de El Algarrobico de Carboneras «con toda celeridad» una vez la Junta de Andalucía disponga de los terrenos sobre los que se construyó.

Tras la quinta reunión, en este caso telemática, de la Comisión mixta de seguimiento del Protocolo General de Colaboración firmado entre Estado y Junta andaluza para la recuperación de la playa, el departamento que dirige Teresa Ribera ha trasladado su «compromiso» a financiar el derribo del inmueble de una veintena de plantas y 411 habitaciones.

Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica.

En el encuentro, desde el ministerio se ha insistido en la «total disposición a colaborar «en la consecución del objetivo de demoler la edificación y recuperar ambientalmente dicho tramo del litoral «en las condiciones pactadas», todo ello, según ha matizado, «de conformidad con lo establecido en la normativa aplicable y de acuerdo con los pronunciamientos judiciales que posibiliten dicho objetivo».

El departamento dirigido por Teresa Ribera ha indicado que cumplirá con el compromiso adquirido en el Protocolo General de Colaboración firmado el 11 de noviembre de 2011, así como con los adquiridos en desarrollo del mismo, incluido el Plan de Actuación conjunto acordado en el seno de la Comisión Mixta

En este sentido, ha indicado que cumplirá con el compromiso adquirido en el Protocolo General de Colaboración firmado el 11 de noviembre de 2011, así como con los adquiridos en desarrollo del mismo, incluido el Plan de Actuación conjunto acordado en el seno de la Comisión Mixta.

Concretamente, al Miteco, según ha recordado, le corresponde financiar la demolición, y a la Junta andaluza las tareas de desescombro y la gestión de residuos. Desde el ministerio han remarcado que no «escatimarán esfuerzos en contribuir, en ejercicio de sus competencias», a conseguir la «restauración integral del litoral de Carboneras que ya soporta desde hace demasiado tiempo el impacto de una edificación que nunca debió existir».

Cabe recordar que, en una reciente providencia, el Tribunal Supremo (TS) ha ordenado al Gobierno, a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Carboneras que le informen mensualmente sobre las actuaciones que están llevando a cabo para hacer cumplir las sentencias que apuntan la ilegalidad del hotel de Azata en el paraje de El Algarrobico y que derivan en su demolición.

Para llegar hasta la demolición, la Junta debe tomar posesión de las fincas sobre las que se construyó el hotel ejecución del derecho de retracto. Los servicios jurídicos han determinado la «conveniencia» de emprender el retracto de acuerdo al artículo 249.17 de la Ley de Enjuciamiento Civil.