Cuevas | Se inicia una ordenanza para hacer más habitable y sostenible el municipio, mejorar el entorno urbano y aumentar la calidad de vida de la ciudadanía

Viviendas rehabilitadas en Cuevas del Almanzora
Viviendas rehabilitadas en Cuevas del Almanzora

El Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora aprobó ayer en un pleno extraordinario la moción por la que se da inicio a una nueva ordenanza que tiene como objetivo mejorar el entorno urbano, hacerlo más sostenible, y garantizar la seguridad, salubridad y ornato público que establecen las distintas leyes urbanísticas, pero además, y sobre todo, para dar solución a los problemas urbanos y mejorar la calidad de vida de los habitantes del municipio.

De esta forma, el equipo de Gobierno municipal continúa con las acciones para conseguir que el casco histórico así como el resto de centro urbano sean lugares más habitables y cómodos, que salvaguarden además la identidad, y los valores históricos y culturales locales, además de proteger en entorno en el que cuevanos y cuevanas viven y se relacionan, y se haga más sostenible para el presente y el futuro del municipio.

La ordenanza aprueba un primer paso que es el de abrir la confección de la misma a la transparencia y a la participación activa de la ciudadanía, con un periodo previo de información y consulta pública para que la población pueda tener todos los datos sobre la normativa y pueda aportar, si así lo estima, sugerencias o/y opiniones.

La normativa que se pretende desarrollar sobre deberes de conservación, rehabilitación, evaluación y declaración de estado ruinoso de edificaciones en Cuevas del Almanzora se proyecta sobre la base de valorizar el potencial social, económico y funcional de la localidad, así como que  la ciudadanía y los visitantes disfruten de un entorno, en el que viven y se relacionan, que tenga los niveles de habitabilidad, seguridad, salubridad y comodidad en las condiciones convenientes.

Tener un entorno adecuado significa conservar el patrimonio y la identidad cultural e histórica, incrementar el atractivo de los espacios cuevanos, poner en valor la ciudad turística y comercialmente, mejorar las condiciones de vida de la población, impedir la degradación y destrucción del espacio urbano, entre otras cosas.

Para ello, el Consistorio abre una vía de llamamiento y de regulación con el fin de que desde el ámbito público y privado se colabore para conseguir ese objetivo común, y además se respeten las obligaciones que establece la normativa supramunicipal y que obliga a la propiedad a mantener sus terrenos y edificaciones en las mínimas condiciones de seguridad, salubridad, habitabilidad y ornato público.

La ordenanza establecerá la intervención de la administración local en los casos en que sea necesario.

Igualmente, el Consistorio, a través de la concejalía de Urbanismo, dirigida por el edil Antonio Márquez, que se encarga de informar y registrar las edificaciones del término municipal, continúa con las primeras acciones que se han llevado a cabo con el fin de mejorar el entorno urbano, como es la convocatoria de ayudas para la recuperación de fachadas del casco histórico, por las que el Ayuntamiento subvenciona una parte importante de esas actuaciones que buscan, precisamente, mejorar y conservar el centro histórico y urbano. Para el alcalde de Cuevas del Almanzora, Antonio Fernández Liria, “esta medida que tomamos desde el Ayuntamiento pretende resolver un problema urbanístico, que al final, supone ver cómo se degrada nuestro centro urbano, además de tener peligro por la falta de seguridad y salubridad de algunas viviendas y edificaciones. Al final impulsar esta ordenanza, además de otras acciones, tiene por objeto mejorar la calidad de vida nuestros vecinos y vecinas, impulsar la revalorización social, económica y comercial de nuestro municipio y conservar nuestros valores históricos y culturales, así como facilitar la permanencia de la población original y propiciar la repoblación de esas zonas, y satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las de las generaciones futuras. O dicho de otro modo, necesitamos un entorno urbano amable, saludable, accesible, sostenible, habitable y seguro, y de ahí la necesidad de esta nueva ordenanza”.