Covid-19 | Los comerciantes, molestos con las nuevas medidas de la Junta por «no hacerles ningún caso»

Comercio cerrado por Covid.

La asociación de comerciantes Almería Centro ha expresado su «malestar» ante las últimas decisiones tomadas por la Junta de Andalucía ya que «a pesar de exponer su situación en varios escritos y encuentros con la administración autonómica que tenga en cuenta las singularidades del pequeño comercio a la hora de establecer las restricciones frente a la COVID-19, no ha hecho ningún caso».

“El cierre de nuestras tiendas durante los meses de confinamiento y el tener que volver a bajar la persiana cuando no ha habido margen para recuperarse tras una Navidad atípica y unas rebajas interrumpidas, nos ha colocado al borde del abismo”, como ya demostró este colectivo en la última movilización realizada a las puertas de la Delegación de Gobierno .

La asociación de comerciantes considera que para las tiendas tradicionales esta situación es “surrealista y discriminatoria” y, por ello, han propuesto en multitud de ocasiones que se haga “una distinción entre los pequeños y grandes comercios, distinción que ya existe en la normativa andaluza para la aplicación de determinadas medidas, situándola en una superficie de local de 300 metros cuadrados abiertos al público”.

También insisten que se haga diferenciación entre pequeños comercios y negocios de hostelería

En esta línea, también insisten que se haga diferenciación entre pequeños comercios y negocios de hostelería. “Si bien son unidades de negocio similares, apuntan, en los comercios el tiempo de estancia media está en quince minutos y siempre se porta mascarilla, por lo que no hay contacto estrecho prolongado y sin mascarilla”.

En el documento de reivindicaciones que hicieron llegar a la administración autonómica también solicitaban una ampliación del horario comercial hasta las 20:00 horas para “intentar paliar las pérdidas hasta ahora acumuladas”. Insisten en que los pequeños negocios “necesitan oxígeno económico tras los cierres o aperturas interrumpidas, el cierre a las 18:00 horas es una ruina económica que deja pérdidas de hasta un 60%”.

En el documento de reivindicaciones que hicieron llegar a la administración autonómica también solicitaban una ampliación del horario comercial hasta las 20:00 horas para “intentar paliar las pérdidas hasta ahora acumuladas”

Desde Almería Centro exigen que “se contraste con datos objetivos y científicos la toma de decisiones sobre su cierre, ya que no está contrastado que el pequeño comercio sea un foco de contagio ni que el cierre de los mismos haya mejorado la tasa de contagios así como la modificación del horario comercial”.

“Somos parte esencial para la solución a la “pandemia económica” y así se nos debe de considerar”, concluyen los comerciantes.